REVISTA MASH
Facebook Facebook Facebook
24/04/2005 | Visitas: 35261
Llenador Contrapresión
Este sistema de llenador contrapresión, puede ser más complejo que otros, pero considero que se obtienen mejores resultados en el barrido del oxígeno de las botellas, al ingresar el CO2 por el mismo conducto que ingresará la cerveza

Trataré en esta nota de explicar en que consiste el llenado contrapresión y como armar un sistema para lograrlo en casa.
Básicamente se basa en la retención de gas por la cerveza al estar lo suficientemente fría, y al pasarla a una botella que tiene su atmósfera controlada, la formación de espuma se reduce. Las ventajas principales de este método son: la eliminación los sedimentos al no tener que carbonatar con azúcar y reducir el tiempo necesario para poder consumirla.
Es difícil controlar una correcta cantidad de volúmenes de CO2 que tendrá disuelta nuestra cerveza, mediante el sistema de llenado contrapresión. En el mismo intervienen muchos factores ajenos a los que a nivel homebrew no podemos controlar. Como primer lugar podemos carbonatar nuestra cerveza, según tablas y fórmula aplicadas en esta página, pero luego hay factores que harán ir perdiendo esos cálculos previos que realizamos, un ejemplo de ello es el tiempo transcurrido en sacar la botella de llenador contrapresión y taparla. Otro es la temperatura que esté el envase, si se encuentra a temperatura ambiente, hará elevar la temperatura de la cerveza, perdiendo volúmenes de CO2, los factores que influyen son múltiples pero es un buen método para embotellar nuestras cervezas.

Este sistema de llenador contrapresión, puede ser más complejo que otros, pero considero que se obtienen mejores resultados en el barrido del oxígeno de las botellas, al ingresar el CO2 por el mismo conducto que ingresará la cerveza.

En el dibujo vemos el esquema general de como se efectúa la operación, que luego explicaré por partes.
Lo primero que tenemos que lograr es que la cerveza esté lo más próximo a 0 ºC o si es posible un poco menos sin llegar al congelamiento
Otro punto a tener en cuenta es aplicarle un porcentaje mayor de presión al calculado por pérdidas provocadas en las maniobras de embotellado, cercano al 20%. Si nuestra cerveza tiene una carbonatación aceptable para ese estilo en 1 kg/cm2, sería adecuado carbonatarla cerca de 1,2 kg/cm2. Acá cabe aclarar que sería conveniente que esta carbonatación se controle o se efectúe a temperaturas cercanas al 0 ºC.

 

   

En los diagramas superiores se aprecia correctamente el funcionamiento del llenador contrapresión, que igualmente trataré de explicar.
En primer término recordemos tener la cerveza en nuestro cornelius carbonatada un poco más que lo habitualmente usado, y enfriada lo máximo posible (cercano al 0 ºC), también es aconsejable tener la botellas frías para que al entrar al envase la cerveza, no pierda su temperatura. Si es posible rodear nuestro cornelius con hielo para que no vaya incrementando la temperatura, a medida que llenamos nuestras botellas.
Una vez conectado el cornelius como indica el esquema general que tenemos en primer término, al tubo de CO2 y al llenador contrapresión, y este también conectado al ramal que sale de la conexión de CO2, abrimos el tubo de gas, y presurizamos todo a un valor igual al estimado anteriormente, en nuestro caso sería de 1,2 kg/cm2.
Acto seguido colocamos el llenador en la botella ejerciendo una leve presión para que el tapón cónico se introduzca en la botella y no haya fugas de gas al ir abriendo las válvulas. Luego se abre la válvula de ingreso de CO2, y sentiremos como el gas entra a la botella, hasta que logre la presión a la que estamos trabajando. Si vemos que no hay pérdidas de gas abrimos suavemente la válvula que controla la presión, el gas debe fluir muy lentamente, de esta forma el CO2 que está ingresando por el cañito central, desde el fondo de la botella va desplazando y eliminando el O2 que contiene esta, como lo indica la figura superior de la derecha, transcurrido un tiempo como para imaginar que ya se completó el barrido, se cierra primero la válvula que controla la presión y luego la del ingreso de CO2, se abre la del ingreso de cerveza y se vuelve a abrir la que controla la presión suavemente hasta que veamos que la cerveza ingresa lentamente por el fondo, si lo hace muy rápido es que estamos abriendo en forma excesiva la válvula que controla la presión. Una solución que limita bien el caudal de salida del gas es colocarle a la salida de la válvula un pico de gas utilizados en los artefactos hogareños, al tener un orificio muy chico deja salir el gas en forma muy lenta a medida que se llena la botella.
Una vez que llegamos al nivel deseado cerramos la válvula de ingreso de cerveza, luego la que regula la presión , retiramos el llenador, y tapamos inmediatamente la botella.
Luego se vuelve repetir el proceso hasta la culminación de la cerveza que tengamos en nuestro cornelius

 

Como construir un llenador contrapresión

 

 


Las piezas necesarias para armarlo según el número de referencia, son:


1.- 2 tetones para manguera con rosca hembra de 3/8" BSP.

2.- 2 llavines de 3/8" BSP, macho-hembra.

3.- 1 TEE, que en los ingresos superiores tiene rosca macho de 3/8" BSP, y la salida rosca macho 1/2" BSP.

4.- 1 reducción de 1/2" BSP hembra a 1/8" BSP macho.

5.- 2 virolas para 1/8" BSP (caño de acero de 1/4").

6.- 2 tuercas de conexión de 1/8" BSP.

7.- 1 niple de reducción de 1/2" BSP a 1/8" BSP.

8.- 1 TEE de 1/2" BSP hembra.

9.- 1 buje de reducción de 1/2" BSP a 1/4" BSP.

10.- 1 válvula de seguridad para compresores con rosca macho de 1/4" BSP.

11.- 1 niple de reducción de 1/2" BSP a 3/8" BSP.

12.- 1 virola para 3/8" BSP.

13.- 2 tuercas de conexión de 3/8" BSP.

14.- 1 resorte que se deslice por el caño de 3/8" y entre dentro de la tuerca de conexión de 3/8" BSP

15.- 1 cañito de acero inoxidable de 3/8" de un largo de 90 mm (puede ser cobre en caso de no conseguir).

16.- 1 goma utilizada el los sifones de acero inoxidable, que sostiene el pescador. Habrá que agrandar el agujero para que se deslice por el caño de 3/8". Se puede reemplazar por un tapón de goma cónico que entre en el pico de la botella.

17.- 1 cañito de 1/4" de acero inoxidable de ser posible, con un largo de 350 mm.

 

En esta foto se muestra la válvula de seguridad desarmada, como viene preparada para presiones de alrededor de 10 kg/cm2, debemos cambiar el resorte por uno más blando.
De esta forma la regulación para la liberación de presión en el momento de llenar la botella, se hace mucho más simple y sencilla. Enroscando el resorte ejercerá mayor presión sobre el asiento que permite el escape de gas.

En la foto de la derecha tenemos el dispositivo terminado, muy similar al que detallamos su funcionamiento, solamente que en vez de poseer una llavín que regula la salida del gas, lo reemplacé por lo que llamaríamos una válvula de alivio.
El resorte y la tuerca que se ven en la parte inferior es un opcional en caso de queramos tener el llenador, en un soporte y tendríamos las manos libres durante el proceso de llenado.
Los pasos a seguir con este aparato, luego de tener todo conectado, son los siguientes:
Se coloca la botella, y se ejerce presión como fue indicado anteriormente, teniendo la válvula enroscada totalmente, se abre el llavín que permite la entrada de CO2 a la botella, luego que ingresa, comenzamos a desenroscar la válvula hasta que esta comience a liberar el gas con presión que hay en la botella.

El escape o fuga del gas tiene que ser suave, de esta forma luego el ingreso de la cerveza también será suave, cuando consideremos que el barrido del aire se haya efectuado, cerramos el llavín que permite el ingreso CO2, y abrimos el que permite el ingreso de la cerveza, si vemos que el ingreso de la cerveza es muy rápido ajustamos un poco la válvula de alivio, en caso contrario desenroscamos.
Cuando encontramos el punto óptimo hay una contratuerca que permite la fijación para que no se mueva de esa posición.
Una vez llegado al nivel de llenado de la botella, se cierra el llavín de ingreso de cerveza, se retira la botella y se tapa, la siguiente, se procede a abrir el llavín de entrada de CO2, hasta completa el barrido de gas, se cierra y se abre el de cerveza, ya no hay que regular nada.


Podemos fabricar una escuadra como la de la foto, que nos ayudará mucho en el momento del embotellado, a modo de soporte del llenador contrapresión, brindándonos más comodidad al hacer la tarea de llenado.
Es una base que tendremos que fijar a una mesa o lugar que embotellemos, en el borde de la misma, mediante una prensa.
En la madera vertical haríamos unas ranuras, por la que se desplazarán dos tornillos.
En una tercera madera fijaríamos el cabezal, que mediante dos tornillos y unas mariposas en la parte posterior, nos permitirán regular la altura a que debe quedar el cabezal en el momento del embotellado, (según las botellas que utilicemos).

Por último fijamos el cabezal con dos planchuelas.
La regulación de la altura a cual se debe colocar el cabezal, tiene que ser tal, que cuando la botella esté en su posición de llenado, el resorte se haya comprimido cerca de un centímetro.

 

 

 

Walter Vogrig - Revista MASH

Dibujos: Lionel Vogrig