REVISTA MASH
Facebook Facebook Facebook
26/09/2005 | Visitas: 15498
Consejos para utilizar el Cornelius
He aquí una serie de sencillos consejos para el uso de los tanques Cornelius o similares, compilado por Tom Hargrave, uno de los grandes proveedores de accesorios para estos dispositivos.

Nos hemos tomado la libertad de traducir y adaptar estos sencillos consejos, que no por conocidos y obvios dejan de tener importancia.

  1. Pruebe su corni para detector pérdidas. Presurice con al menos 1 bar de CO2 y verifique que mantiene la presión una hora después, haciendo presión en el centro de la válvula de gas, apretando el poppet. Debe sentir el CO2 escapando del corni
  2. No se olvide de enjuagar, revisar la limpieza y sanitizar el corni antes de cada uso.
  3. Es conveniente llenar el corni hasta la mitad con el sanitizador y luego sacudirlo para limpiar toda la superficie interior. Es conveniente usar los sanitizadores que se utilizan en la industria alimenticia.
  4. Para sanitizar la pescadora, presurice el corni y presione el poppet de la válvula de líquido. La presión del CO2 va a forzar al santizador a salir por la pescadora afuera de la válvula. ¡Recuerde proteger sus ojos!
  5. Enjuague el corni por lo menos dos veces con agua caliente antes de sanitizar y no olvide de hacer corer agua de enjuague por la pescadora.
  6. Ponga la tapa y el o-ring en agua hirviendo antes de llenar el corni. No sólo se van a esterilizar por acción del agua hirviendo, sino que también el o-ring se va a ablandar, lo que va a ayudar en el sellado del cierre.
  7. Ponga el corni boca abajo hasta el momento de llenarlo. Esto va permitir que el agua de enjuague drene totalmente y va a reducir la carga de contaminantes dentro del corni.
  1. Asegúrese de que el sifón de llenado llegue hasta el fondo del corni y trate de que la cerveza se agite lo menos posible durante el sifonado. ¡Nunca vierta la cerveza desde arriba dentro del corni! El oxígeno sólo es bueno en el comienzo de la fermentación, pero luego es conveniente que entre la menor cantidad posible a la cerveza.
  2. No llene el corni por la entrada de gas.
  3. Presurice el corni con alrededor de 0,7 bar (1) de CO2 luego de cerrar la tapa. Deje escapar la presión tirando de la válvula reguladora o apretando el poppet de la válvula de gas si su corni es automática. Repita varias veces hasta reemplazar el aire con CO2. Una vez hecho esto, presurice el corni con 2 bar y verifique que no tenga pérdidas. Las pérdidas de los poppets pueden remediarse usualmente acomodándolo con la uña.
  1. La forma más sencilla de limpiar y sanitizar su equipamiento para dispensar cerveza es llenar el corni con 8 litros de sanitizador y luego utilizar la presión del CO2 para empujar el sanitizador a través de la cañería y canilla. Luego enjuagar con agua limpia de la misma manera.

 

 

Consejos adicionales
  1. Si decide carbontar en forma natural, échele a un corni un almíbar hecho con una taza de agua y la cantidad de azúcar necesaría para lograr la carbonatación deseada.
  2. Aunque vaya a carbonatar naturalmente, llene el corni con una presión de 0,7 bar y purgue el aire como se explicó más arriba. Luego recargue el corni con 2 bar para sellar el o-ring. La carbonatación natural no produce suficiente volumen de CO2 en un momento como para sellar el o-ring.
  3. De igual manera, si decide carbonatar en forma natural, no olvide cortar 1 cm del final de la pescadora. La pescadora alcanza totalmente el fondo del corni y nadie quiere un trago de levaduras en su vaso de cerveza.
  4. Un cepillo nuevo de ropa es ideal para limpiar Cornelius.
  5. Resista la tentación de dejar cualquier tipo de limpiador clorado por un largo tiempo dentro del corni, es muy corrosivo para el acero inoxidable.
  6. Si quiere una cerveza realmente límpida, puede transferir a un segundo corni en un mes o dos utilizando CO2 y un jumper. El jumper se hace utilizando un puente de dos conectores rápidos con 50 cm de manguera. Si quiere hacerlo en forma correcta, es necesario hacer el puente entre dos conectores de líquido para eliminar el chorreo de la cerveza durante la transferencia, haciéndola pasar al nuevo corni por la pescadora.
  1. ¿Mucho lúpulo, poco sabor? El uso del corni le permite rescatar un batch a través de la mezcla. Por ejemplo, puede “arreglar” una cerveza muy lupulada mezclándola con otra con poco lúpulo. Trate de hacer esto con 50 botellas de cerveza y verá que es muy complicado. Nunca olvide que no hay mezcla de cerveza que pueda salvar un batch contaminado.

 

(1) 1bar = 1Kg / cm2

 

Jorge Lozanoff

Fuente: Tom Hargrave