REVISTA MASH
Facebook Facebook Facebook
03/10/2004 | Visitas: 3544
Cervezas Doradas, Quesos Azules
Roquefort, el compañero ideal. Dos propuestas que combinan muy bien con ese leve dulzor y el final seco que nos deja una golden ale belga.

Te propongo dos recetas fáciles que podrás preparar en pocos minutos o tenerlas ya listas, en la heladera, para esa ocasión especial o una visita inesperada....

 

 

TRUFAS DE ROQUEFORT

 

Ingredientes

Roquefort 200 gr
Apio 2 ramas
Nueces 50 gr
Manteca 50 gr

Presentación

Nueces molidas cantidad necesaria
Pirotines cantidad necesaria

 

 

Preparación

Pisar el roquefort junto con la manteca(ambos deben estar a temperatura ambiente).Picar las ramas de apio ,las nueces y añadir a la pasta de roquefort. Condimentar solamente con un poco de pimienta negra recién molida. Dejar reposar la preparación en la heladera aproximadamente 20 minutos. Cuando la misma esté firme pero maleable formar esferitas que luego se pasaran por nueces molidas .Por último colocarlas en pirotines y presentarlas en una linda bandeja.
La cantidad de trufas que obtengas con esta receta dependerá del tamaño que elijas realizarlas. No te olvides que son bocaditos por lo tanto tienen que ser delicadamente abundantes.

 

 

 

UNTABLE DE ROQUEFORT

 

Ingredientes

Roquefort 200gr
Tomate 1
Crema un toque
Aceite de oliva un toque
Sal y pimienta a gusto

 

 

Preparación

Pisar el roquefort junto con la crema y el aceite hasta formar una pasta untable. Realizar un corte en cruz en la base del tomate y sumergirlo unos segundos en agua hirviendo para así poder pelarlo con facilidad. Quitarle las semillas y cortarlo en pequeños cubitos. Agregarlo a la pasta de roquefort y rectificar el sabor con sal y pimienta. Colocar la preparación en una cazoleta ,adornar con una hojita de perejil fresco y acompañar con unos ricos tostines.

 

-TOSTINES-
En una asadera, previamente rociada con aceite en aerosol, acomodar rodajas de pan no muy finas ,las cuales vamos a condimentar con pimienta negra recién molida y un hilo de aceite de oliva. Hornear hasta que estén doradas.
Se conservan muy bien en latas herméticas o bolsitas de celofán bien cerradas.
El pan ideal para realizarlos es la baguette ,pero podés hacer como yo e ir horneando el pan que sobra diariamente y así tener tu provisión de tostines.

 

"SIEMPRE PIENSO EN LA PERSONA A LA CUAL LE ESTOY COCINANDO, AUNQUE ESTÉ HACIENDO UNA SIMPLE TOSTADA"

 

 

ELISABETTA - Revista MASH