REVISTA MASH
Facebook Facebook Facebook
26/12/2006 | Visitas: 10676
Reciclado de Cornis
Muchas veces, en nuestra ardua vida cervecera, ponemos énfasis en el cuidado de los instrumentos y objetos de trabajo diarios, pero muchas otras ni siquiera nos preocupamos.

El aspecto exterior de los cornis es un ejemplo clásico, la mayoría de nosotros los lavarla por dentro con soda cáustica u otros productos, le cambia los o´rings, las válvulas y listo.
El verano pasado me puse a trabajar un poquito en esto, ya que tengo un gran numero de cornis y no todos tienen un aspecto agradable a primera vista. Obviamente maltratados por el paso del tiempo, los golpes habituales cuando son transportados en camiones, mas los años de intemperie a lo que muchos fueron expuestos, hacen de ellos un tacho asqueroso en el peor de los casos.
Esta imagen creo que representa al Corni promedio que hay en mercado.
.

Bueno, les empiezo a mostrar que es lo que necesitan y que hice.
1) Una amoladora angular con cepillo de alambre de bronce circular, si no tenés pedí prestada una o bien en cualquier supermercado pose conseguir una muy completa con varios accesorios, a un precio razonable.

2) Una antiparras, indispensable de verdad, ya que veremos mas adelante que es muy peligroso recibir una viruta de acero en los ojos mientras trabajamos.
Aparte a mi me queda hermoso y me da un look el hombre de la Atlántida, solo me falta el cañito para respirar.

3) Cepillo de cerda para darle con agua y detergente.
Una vez que tenemos todas estas cosas podemos comenzar a trabajar. Primero es muy importante lavar perfectamente el corni y sacarle todos los pedacitos de papel y cinta que tengan pegados ya que cuando le pasemos la amoladora y frotamos el cepillo del alambre de bronce a gran velocidad la cinta de embalaje que pueda tener pegada se quema y deja una mancha negra sobre el acero que NO SALE CON NADA.

Suponiendo que ya esta limpito limpito, ahora nos preparamos a trabajar. Ponemos el corni arriba de una mesa que nos quede cómodo, nos ponemos la antiparras y comenzamos a pasar el cepillo de la amoladora en un ángulo de 45 grados muy suavemente y en tramos de 15 cm. por 5 cm. hasta que lo veamos que queda bien brillante, una vez logrado esto pasamos al sector que les queda a la derecha, la idea es pasarle el cepillo en forma muy suave y en varias pasadas.

Poco a poco vamos girando el corni para terminar toda la franja de ancho a ancho. No nos ensañemos, cuando vemos que esta brillante, listo. Atención, si vemos que se pone negro el acero y aparece una mancha, esto es señal que hay un pedacito de cinta adhesiva, así que por favor pierdan el tiempo que les requiera esta operación de limpieza, porque la mancha, si bien no es una cosa espantosa, se puede evitar.
Ahora comenzamos nuevamente pero mas arriba, en total tenemos que separar el trabajo en tres franjas horizontales de unos 15 cm. mas o menos.

Finalizamos la segunda y empezamos la ultima etapa.

Tarea terminada. Este debería ser el resultado final.
Por último podríamos usar un cepillito de bronce chico para limpiar todo lo que hay en la tapa y boca de nuestro corni.

 

IMPORTANTE:
Recuerden que durante el proceso de limpieza del corni, la amoladora tomara temperatura, por lo cual les recomiendo que dejen enfriar la maquina el tiempo que sea necesario para no perjudicarla.
Calculo, entre el tiempo de trabajo y el descanso de la maquina, que en un lapso de 3 hs. pueden tener terminado el reciclado del corni.
.

 

Eduardo Requena