REVISTA MASH
Facebook Facebook Facebook
25/5/2007 | Visitas: 4661
Entrega de Premios del Concurso 2007
Se hizo entrega de los premios del Concurso 2007, donde los ganadores tuvieron el privilegio de realizar una cocción en la Fábrica de Antares, visitar la planta Cargill y ser los constructores de una cerveza que dará grandes satisfacciones a muchísima gente, ya que todo lo recaudado por ésta y por la compra de ustedes, será donado al Hospital de Niños Garraham de la Ciudad de Buenos Aires para que lo pueda utilizar en equipamiento del Hospital.

Ariel Golia (Toti de Colegiales) ganador del estilo Mild y Belén Fernandez, ganadora del estilo Pilsen de Bohemia, estuvieron de visita en la Planta que la cerealera Cargill cuenta en la ciudad de Bahía Blanca. En la mencionada ciudad fueron recibidos muy gratamente por Juan Guzmán, representante de Cargill, donde los agasajó con una cena en el tradicionalísimo Restaurant Gambrinus en el centro Bahiense. El lugar nos transporta a los viejos Restaurantes de antaño con una decoración tradicional, en donde el mozo, no sólo se limita
a servir la mesa, sino a charlar, acompañar y aconsejar a los comensales. Luego de una excelente y cordialísima cena y posterior descanso merecido, a primera hora de la mañana se trasladaron a la planta. Juan Guzmán se encontraba ya esperándolos donde los proveyó de los utensilios necesarios para realizar la recorrida.
Primero les realizó una presentación exclusiva en una sala de proyección, pasando revista y haciendo un recorrido desde la historia de la planta y Cargill como cerealera, hasta su producción, especificaciones y tipos de malteados, y finalmente sobre sus recientes joyas como las Crystal Mélame, Crystal Kelü y Crystal Kelü Extra. Luego, vino el almuerzo en la planta donde degustaron un rodizio de pizzas y descansaron y compartieron la camaradería con personas de la empresa.
Después de hacer el descanso del almuerzo, en la tarde, comenzaron con la recorrida visitando cada punto donde les mostraron todo el camino que realiza la cebada desde su ingreso a la planta en camiones desde el campo, pasando por su lavado, su remojo para la incorporación de humedad, su germinación trunca y sus distintos tostados. La planta, donde su corazón es una gran torre de la que se llega a divisar toda la ciudad, puertos y hasta la sierra de la ventana, es verdaderamente imponente, en base a ésta, gira toda la maltería.; Cada punto del proceso es rigurosamente cuidado y controlado desde una consola central en un punto estratégico de la planta. El final de la visita llega con unos muy buenos presentes para los ganadores y la despedida. Desde allí, fueron trasladados hasta a la ciudad de Mar del Plata donde los estaban esperando la comitiva de Antares, con Leo Ferrari a la cabeza. Los agasajados fueron recibidos en su Local del centro, donde sin perder tiempo, pidieron las famosas papas Antares con unas Cream Stout y Scotch para luego finalizar con un buen plato de gulash con spatzle y más cervezas. Con la llegada de Leo Ferrari, se ultimaron los detalles de la receta que empezaría a primera hora de la mañana siguiente y finalmente se trasladaron al Hotel.
En la mañana, los agasajados llegaron a la fábrica, donde la cordialidad de todo el personal de la planta daba cuenta de unos de los secretos del éxito de Antares, todo el tiempo se respiraba la camaradería entre la gente.

Leo Ferrari se encargó de realizar una pormenorizada descripción de cada rincón de la planta y se comenzó con la cocción de la receta Mild ganadora proporcionada por Ariel. La ayuda de Marcelo (quién generalmente utiliza el equipo de Antares y por el que degustamos estas delicias) se hizo presente para ayudar a ambos y comenzar con la misma. Se ultimaron detalles en el agua, y comenzaron la cocción. En los minutos de espera dejados por la naturaleza de la maceración, se aprovechó para charlar, ver más en detalle la fábrica, y hasta Belén se puso a etiquetar y embalar botellas de su estilo más buscado, Imperial Stout. Al horario del almuerzo se pararon las rotativas y toda la fábrica degustó unas exquisitas milanesas con papas fritas. Luego del descanso, se prosiguió con los detalles de lavado, hervido y agregado de los lúpulos. A esta altura la levadura ya estaba en su punto óptimo y se realizó finalmente el enfriado en un gran contracorriente y enfriador de placas y la inyección en línea de la levadura y la aireación del mosto. Pasaron finalmente unos 1100L de Mild a fermentación donde quedarán por el espacio de siete días y otros tantos más para su maduración. Se calculan que serán cerca de unos 800L finales de Mild que serán envasados en unas hermosas botellas de 660cc de ésta Edición Especial y realizadas especialmente para este evento y que quedará con el homenaje de los ganadores y el sabor no solo de una riquísima cerveza ligera, sino también del inmenso sabor de colaborar con la gente.

Esperamos la respuesta de ustedes en la compra de esta cerveza en la que hemos colaborado todos para que su destino final sea la ayuda a éstos chicos y simplemente haciendo lo que más nos gusta a todos, hacer cerveza y beberla. La visita terminó con la ansiedad de ver la respuesta de ustedes y del compromiso de que la venta sea un éxito y que en muy poco tiempo ésta Mild haya quedado solo en sus paladares para que ese dinero llegue a un mejor destino final.

Leo Bies