Jueves, 17 de Agosto del 2017
Revista MASH | Ciencia Cervecera
Visita a una Chacra Lupulera
30/03/2007 | Visitas: 6784

Básicamente para lograr una cerveza necesitamos de cuatro ingredientes: Agua, Malta, Lúpulo y Levaduras. Alguno de esos ingredientes puede variar o ser reemplazado por otro con inciertos resultados (exceptuando el agua). En este capítulo que me invitó a escribir la gente de Revista Mash voy a contar un poco de mi (poco) conocimiento del lúpulo, logrado a través de charlas y viajes por La Patagonia.

 

De plantín a pellets

En la visita a una de las chacras me explicaron todos los procedimientos y manejos del lúpulo desde plantín hasta pellet e intentaré plasmarlos lo mejor posible. Si alguien del hemisferio norte lee esto debe cambiar los meses según el principio de su primavera y el fin de su verano.
Para el productor de lúpulo lo más importante es la cantidad de ácidos alfa que produce su chacra, para lo cual precisa que sus plantas sean hembras ya que son las que más productividad tienen.

Reproducción de plantines: Es el método mas usado para obtener nuevas plantas hembras (las que sirven para la obtención de alfa ácidos) es cortando un esqueje (con hojas en el medio) y, luego de ponerlo unos días en hormonas de crecimiento, mantenerlo en un invernadero hasta que forme una raíz y de ahí a tierra. Todo esto se hace durante el invierno para que ya en la primavera las plantas estén en tierra y lleguen a desarrollarse al máximo para la época de cosecha (fines de marzo).
La reproducción por semilla trae un riesgo acompañado que puede hacer que uno trabaje de mas. Básicamente, uno no conoce si esa semilla será macho o hembra, es por eso que conviene trabajar mas con esquejes. A su vez se mantiene de esta manera la descendencia sin variabilidad genética.


En Tierra: Una vez plantados los plantines se los deja crecer y, solos, se treparan por guías de soga preparadas a tal efecto. Las plantaciones de lúpulo normalmente consisten en unos postes como los de la luz, inclinados y unidos por un alambre de acero a unos 6 u 8 metros de altura. En cada plantín se pone la soga guía que va desde el suelo hasta el alambre y en esa soga se trepara el lúpulo. Las plantas son imponentes, forman una especie de cilindro de unos 60cm de diámetro desde el piso hasta los 6 metros, y mas de una vez obligan a los chacareros a volver a atarlas porque el propio peso de la planta corta la soga guía.
Para mediados de marzo ya las plantas están con las flores en todo su esplendor y es allí cuando entran en acción nuevamente las máquinas que estuvieron paradas durante todo un año.

Cosecharas tu siembra: La cosecha se realiza en dos etapas. La primera de ellas es manual, una persona corta a unos centímetros del suelo la planta con un machete y de esa manera queda la planta colgando del alambre. Al estar todas las plantas de la hilera cortadas en sus bases empieza el trabajo del tractor, con un carro preparado especialmente que tiene una escalera para llegar a lo mas alto de las plantas. Cada una de las plantas se acomoda desde la base en la parte delantera del carro y a medida que este avanza se va depositando sobre el mismo carro. Una vez que la planta encontró su lugar se corta de arriba y axial van quedando todas las plantas apiladas y ordenadas para ser llevadas a la planta pelletizadora.


En la Pelletizadora: son varios los procesos que se hacen para hacer los pellets. Inicialmente se cuelgan las plantas desde la punta en ganchos, esos ganchos ingresan a una maquina que separará las flores de las ramas y las hojas. En este punto ya separaron lo que sirve de lo que también sirve. Con esto quiero decir, las ramas y hojas no se tiran, sino que se procesan para ser el abono de las próximas plantas. Volviendo a las flores, son llevadas mediante cintas transportadoras para ser secadas.

La estufa para secado es una especie de cuarto grande que en su interior esta lleno de chapas deflectoras que direccionan el aire caliente para arriba. El aire caliente lo generan estufas que hay en los costados que a su vez tienen ventiladores para mover el aire. Para que todo esto tenga sentido es bueno aclarar que las flores estarán en el techo de este cuarto y que ese techo es una rejilla.

Escobillón: Una vez que las flores están secas se retiran de la estufa y se remueven sobre un piso con escobillones grandes (metro y medio aprox.) para que pierdan la temperatura y la humedad que quede. De aqui se pasan a otra maquina que transforma el montón de flores en fardos que a su vez son envueltos en bolsas de nylon y cosidos a maquina. Sobre la bolsa se toma nota de los datos pertinentes como ser partida, peso del fardo, fecha de cosecha, etc.

Finalmente: Una vez alcanzado un cierto numero de fardos que justifique prender la maquina pelletizadora se procede a ese trabajo. No recuerdo bien los procesos que hace interiormente la maquina pero inicialmente va desarmando los fardos para ir tirando todo en una tolva y de aqui se pelletiza por presión envasa al vacío en una atmósfera libre de oxigeno.
El Alcalde de Castelar