Domingo, 25 de Junio del 2017
Revista MASH | Ciencia Cervecera
Termostato programable para control de temperatura en la fermentación
28/06/2010 | Visitas: 23279

En Argentina, la marca Xenir viene desarrollando, desde hace un tiempo, un sistema programable destinado al control automático de las temperaturas durante la fermentación, para ser usado en equipos cerveceros de producción casera o artesanal.

Como bien sabe todo cervecero, la fermentación es una etapa clave en el proceso de elaboración de una cerveza y un deficiente manejo de la temperatura, en cualquiera de sus fases, puede generar perfiles no buscados o incluso a arruinar la cerveza. Sin duda, un efectivo control de estas temperaturas permitirá evitar esos problemas logrando un producto de calidad. Otro de los beneficios de poder controlar los grados centígrados es la posibilidad de estandarizar el proceso y obtener así producciones más parejas al repetir una receta. .
En las grandes y en las micro-cervecerías, la temperatura en las diferentes etapas de la fermentación, se controla de forma automática con dispositivos mas o menos complejos destinados a tal fin.
Con el mismo objetivo, el cervecero casero, hace uso de implementos menos sofisticados, como pueden ser los termostatos mecánicos o bien los digitales con algo más de tecnología pero que, en su gran mayoría, se deben manejar en forma manual, estableciendo la temperatura necesaria al principio de cada fase del proceso.

En Argentina, la marca Xenir viene desarrollando, desde hace un tiempo, un sistema programable destinado al control automático de las temperaturas durante la fermentación, para ser usado en equipos cerveceros de producción casera o artesanal.
Desde sus comienzos se fueron adaptando, realizando modificaciones en su producto, teniendo muy en cuenta las observaciones que los usuarios cerveceros le hicieron saber. Fue así que el primer modelo era sólo capaz de funcionar con un aparato de frío, es decir que solamente permitía bajar la temperatura cuando esta subía más de lo estipulado. Ante el pedido de un cliente de latitudes mas frías, que necesitaba usar el sistema con un calefactor, comenzaron a fabricarlo con la nueva opción frío/calor, que permite conectar un aparato de frío (freezer, heladera, etc) o uno de calor (caloventor, estufa eléctrica, etc) para mantener la temperatura.

Este modelo es el que pudimos probar gracias a la gentileza de la gente de Xenir que confió en nosotros para que lo testeáramos, abriéndose a todas las sugerencias que pudiéramos hacerles.
Básicamente diremos que es un dispositivo que permite programar 4 funciones diferentes. De manera muy fácil e intuitiva, se fijan las temperaturas y los tiempos de las tres etapas de la fermentación (1ra, 2da y maduración) y por último se configura el termostato para que se detenga o bien continúe refrigerando la cerveza a una temperatura específica.

Todo esto se realiza de una sola vez, cuando tenemos el fermentador lleno, permitiendo que nos olvidemos (por decirlo de alguna manera) de esa parte del proceso hasta que la cerveza esté lista. Algo para destacar es el hecho que la programación no se pierde si se produce algún tipo de interrupción eléctrica.
Para conocer en detalle las especificaciones del mismo no duden en visitar el sitio web de la marca http://www.xenir.com.ar o su lugar en Facebook .
Donde también, sin ningún problema, podrán realizar todas las consultas que deseen.
El producto se comercializa en forma directa vía web, cuenta con 1 año de garantía y se hacen envíos a todo el país y al exterior.
Como ya dijimos Xenir está abierta a propuestas, modificaciones y desarrollos a medida y sabemos que actualmente tiene en desarrollo su siguiente modelo que permitirá la conexión simultánea de una fuente de frío y otra de calor para el control totalmente automático de la fermentación en lugares donde la amplitud térmica sea muy marcada y haga necesario el uso de ambas fuente a la vez. Sin duda, esperamos su lanzamiento con mucha expectativa….

 

Pablo Gigliarelli