Lunes, 21 de Agosto del 2017
Revista MASH | Ciencia Cervecera
Concreción de un Sueño
01/07/2012 | Visitas: 23981

Todo empezó al leer una nota de un diario capitalino. El tema me quedó dando vueltas y una noche, en el trabajo, comencé a interiorizarme sobre él. No podía imaginarme como era eso de hacer mi propia cerveza y después de las investigaciones pertinentes, mi interés creció de tal manera que hablé con mi viejo Guillermo y pusimos manos a la obra. Haríamos nuestro propio equipo cervecero

Desde un principio, decidimos utilizar materiales de buena calidad lo que representaba una inversión bastante mayor. Acero inoxidable fue la elección para todo los componentes del equipo (caños, válvulas, serpentines, etc) y usamos, además, algunas partes importadas.
Las ollas la hicimos nosotros mismos, enrulando, a mano, chapa de AI de 2 mm y haciéndoles las costuras con soldadura TIG. Logramos así 3 ollas de un volumen de 75 litros cada una.

Inicialmente usamos termómetros a aguja, pero luego, decidimos agregarles unos digitales para tener una mejor medición.
Para la recirculación del mosto usamos una bomba de la lavarropa y para las fuentes de calor optamos por 2 quemadores de 35000 cal.
Diseñamos la olla de licor (preparado de agua) para que contenga un sistema Herms de 6 mts de inoxidable haciendo posible el escalonamiento en el proceso de maceración. Le pusimos además un nivel de vidrio de alta temperatura para visualizar los litros utilizados. Al macerador le colocamos un caño de inoxidable en forma de lluvia que en el momento de hacer el recirculado cae suavemente sobre la cama de granos sin formar zurcos..
A la salida de la olla de hervor le colocamos un tramo vidriado para poder ver el producto final saliendo directo hacia el enfriador.
Para enfriar colocamos un serpentín de 12 mts dentro de un tacho el cual llenamos con agua el día anterior lo colocamos en el freezer formando un cubito gigante que atrapa al serpentín. En varias pruebas realizadas pudimos lograr bajar la temperatura del mosto ° a 28° por lo cual tenemos pensado agregarle 6 mts más de serpentín para bajar aún más esa temperatura.
La fermentación usamos bidones plásticos de agua pero estamosen la busqueda de algun fermentador de plástico mas grande o mejor aún uno de inoxidable encamisado..
Para el control de temperatura durante la fermentación, nuestro amigo “El Perro” adaptó un freezer de pozo instalándole un termostato externo.
Después de casi 1 año y medio está todo listo para cumplir un pequeño sueño de un padre y su hijo de Berisso, el de hacer su propia cerveza…

Andres..